miércoles, marzo 30, 2005

¡SOY LIBRE!

En vista de que la declaración anual me ha traído textualmente "loca" y de que apenas ayer la transferí por internet, después haber tenido que chutarme la amenaza de "Dolores", léase Hacienda con ese comercial patético en el que el jefe regaña a la contadora porque no ha pasado la declaración... ¡o sea helloooo! si para eso vivo, para hacer la mentada declaración a tiempo, todavía que no salí de vacaciones de semana santa, aunque confieso que no me gusta tomarlas como vacaciones, pero mi 100% no lo concentré en esos días santos, a excepción del viernes que dije: aaaah no este día es el colmo, no voy a tocar un papel voy a vivir el día tal cual debe ser; en fin, que vida la de los contadores, estoy segura que nadie nos entiende, o como me dijo un día un amigo: "ustedes los contadores son un mal necesario" , esa vez casi se me salen las de san Pedro... pero no, aguanté como la mujer fuerte-sexo débil que soy, jajajaja. El caso es que estoy segura de que mis compañeros contadores si me comprenden pero están igual o peor de amolados que yo, nunca tenemos tiempo para acompañarnos en nuestro pesar, aaah porque el bendito día que al fin podemos reunirnos está prohibido hablar del trabajo, de impuestos y de nuevas disposiciones fiscales; aunque para ser muy honesta a veces ni yo me comprendo: ¿qué hago metida en una oficina encargándome de cifras de dinero que no es mío?, haciendo análisis financieros, soportando a los empleados de la empresa que aún no entienden que yo no soy la encargada de recursos humanos (esto me desquicia).
Bueno, el fin de este post es para gritar a los 4 vientos que al fin "ahora soy libre" (otra vez la honestidad y los números, sorry! soy libre en un 50%, aun tengo mucho trabajo atrasado), pero venga ¡yo puedo con ello!, así que no me limito y grito ¡SOY LIBRE!

4 comentarios:

Ricardo dijo...

Me recordaste a dos compañeros Contadores de dos trabajos en lo que he estado... La primera le digo que tambien quiero fumar para poder tomarme el break del cigarro todos los dias y por 30 minutos y se enoja y me conto las interminables veladas y noches sin sueño en los cierres de mes y de año... El otro caso,un peladito del trabajo actual me vio en la oficina un sabado (rarismo en mi pero mi jefe queria checar unas cosas para una presentación para el lunes) y me dice... Milagrooo, porque estas aqui si tu nunca vienes los sabados y me echo todo el chorro de las conciliaciones y que los cierres y demas... A los dos les conteste lo mismo, por eso no estudie Doctor y menos Contador... Animo y que duro ser contador!

Cabeto dijo...

¡Bienvenida a la libertad!

Y gracias por visitarme.

Saludos.

fabiola dijo...

ANIMO!!!

pato dijo...

Entiendo perfectamente , mi hijo es contador y me doy clara cuenta de lo pesado del trabajo !!!