jueves, octubre 23, 2008

LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia a los que
se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es el mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.
Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.


8 comentarios:

ARACELI G.P. dijo...

Homenaje sencillo para ti luna que siempre me acompañas y que me has regalado tu belleza quieta e inmensa en este octubre y porque me regalas alegría, qué mejor que las palabras ciertas de Sabines. :)

FeLi dijo...

Ay, ese poema es delicioso, como delicioso como las cucharadas de luna

Pato dijo...

La luna me trae bellísimos recuerdos !

Si puedes leé el post de abril 29 del 2006 y oct 17 del 2007 ( perdón pero me salió la egolatría)
Un abrazo !

ARACELI G.P. dijo...

Feli:
Las dosis exacta, la dosis adecuada, la dosis perfecta :)...

Pato:
La luna siempre la luna.
Corro a leerlos, tus post lo valen.
Un abrazo.

Principito dijo...

Saludos
La Luna es aún más, por algo es usada e invocada desde tiempos inmemoriables, su belleza, su extrañeza, sus melancolías, como mudo testigo de las horas que corren...

Siempre un gusto venir por aqui...


Principito
Desde mi Principado para el Mundo

Aristóteles dijo...

Que bello.

Pero más bellas las fotos de tus vacaciones.

Y más aun, la foto en sepia con el Cerro de la Silla de fondo...

No me llevaste a Monterrey :(

Que Dios nos bendiga.

ARACELI G.P. dijo...

PRINCIPITO: Gracias por tus palabras.
Que la luna y las estrellas nos acompañen siempre.

ARISTOTELES:
Muy amables palabras... muchas gracias por la visita y el levantón de ánimo y no me diga nada de que no lo llevé porque entonces le reclamo que no me llevó a Chile y a ver quién sale perdiendo.

Bob Guijarro dijo...

Hola. Un saludo. Creo que nunca te agradeci tantos comentarios bonitos que me dejaste una y otra vez en el blog. Beso.