sábado, junio 18, 2005

NOSTALGIAS I

Definitivamente me declaro haber llegado a mi edad de las NOSTALGIAS
Estos días pese a tantos aconteceres, me ha quedado tiempo para añorar
muchas cosas, en este post dedicaré mis nostalgias de la niñez:
- Ver llegar a mi padre y lanzarme ilusionada a sus brazos (estaba enamorada de él)
- Cuando sólo existíamos Javier René y yo, nuestras travesuras infantiles, sobre todo en el huerto del vecino y el pleito eterno con el mapache, del cual nunca pudimos lograr su cariño, jajaja.
- Cuando nos alejamos del huerto y ya no volvimos a jugar en él, después de que me ocurrió el accidente donde me quebré mi dedo pulgar de la mano derecha y hacerme una herida grande, grande en mi muslo, recuerdo perfectamente que lo que más me asustó fue ver a mi hermano huir lloriqueando después de verme ensangrentada a decirle a mi mamá.
- La llegada de mi hermana Iveth al mundo, la recuerdo cuando la vi por primera vez, no me explicaba de donde había salido.
- Nuestras vacaciones de verano, cada año nos trasládabamos dos largos meses a Tijuana a visitar a mis abuelas (qepd), como me hacen falta ahora, anoche soñé a mi Nana Panchita.
- Mi madre que abnegadamente nos llevaba al médico regularmente una vez por semana a mi hermana y a mí, ¡cómo la mortificábamos, la verdad! y mirar amanecer, al dirigirnos al médico y escuchar los graznidos (¿así se llaman?) de las aves en los yucatecos que abundan en nuestra ciudad.
- Los clásicos pleitos con los niños en la primaria, siempre jugábamos hombre contra mujeres, hasta en el béisbol competíamos, ¿en qué cabeza cabía? nunca de los nuncas les ganamos, jajaja, pero es lo lindo de la niñez, no nos importaba no haberles ganado jamás, lo seguíamos intentando fervientemente... Una vez jugando a "los encantados" yo era la única que quedaba a salvo, todas estaban encantadas, así que escondida veía como mis compañeritos andaban como desquiciados buscándome para encantarme, así que me escurrí hasta perderme entre niños de otros grados y logré desencantarlas a todas, jajajaja; la cara de enojo de mis compañeros fue mi mayor satisfacción, cuando volvieron a la base ya estábamos todas muertas de risa de ellos, ¡aaaah cómo se enojaron!, creo que ese ha sido mi primer, qué digo primer, mi único momento heroíco, jajaja.
- Cuando los niños, al ver que no queríamos jugar a nada contra ellos, y sólo nos queríamos dedicar a saltar la cuerda, a lo cual procedían a quitarnos la cuerda y salir huyendo a esconderse al baño, aparte de "roba-juegos", cobardes ¡si te digo!... ah pero le tenían horror a mi prima porque siempre los arañaba... jajajaja y casi siempre los alcanzaba ¡ah que mi prima Maru!
- Y qué decir de las rondallas, las poesías corales, y los bailables regionales, nunca los olvidaré, sobre todo aquella polka que me tocó bailar con el niño que menos me simpatizaba porque se sentía soñado, bueno lo mismo ha de haber pensado él de mí, jajajaja ¿quién sabe? Ya bailando con él y aguantando sus irreverencias, no me cayó tan mal, lo que pasa es que yo era muy seria, cosa que me preguntó mil veces ¿por qué siendo niña era tan solemne? ¡que aburris!.- Y cosa curiosa, lo que hace el baile ¿no? Yo había concursado varias veces en los concursos que hacen entre escuelas y él también iba, así que mi maestra nos preparaba por las tardes en su casa y él también iba pese a ser de otro grupo, haciendo gala de todos sus conocimientos los cuales siempre los presumía, y como yo era bien seria, la maestra me sacaba las palabras a "tira-buzón", jijiji... pero ya después del baile nos hicimos amiguitos, lástima que era nuestro último grado en la primaria.
- Como olvidar también mi uniforme de la escolta, que reluciente de blanco me planchaba mi mamá para ir muy pulcra a la escuela los lunes, después de eso y con los juegos del recreo, quedaba hecha un "asco" llena de tierra por doquier, las múltiples reprimendas de mi madre cada lunes y lo fácil que se me olvidaban para el lunes próximo, jajaja.
¡aaaaay (suspiro) qué tiempos... buenos tiempos!

18 comentarios:

Psycho Lillith dijo...

Lllegó el tiempo de la nostalgia...siempre es bueno recordar. Por más lejano que sea ese tiempo, saber que vivimos esos momentos nos llena de paz.
Un abrazo Shelly, chau...

CAVA dijo...

DE REPENTE ES BUENO ACORDARNOS DE NUESTRA INFANCIA, EN OCACIONES ESTO PUEDE PONERNOS LOS PIES EN EL SUELO.
QUE LINDA INFANCIA TUVISTE
FELICIDADES...!¡!

Mary Carmen San Vicente dijo...

Ahhh creo que yo padezco la misma enfermedad esa de la "Edad de las nostalgias", pero mira todo está intacto, cada momento se queda grabado en la memoria y viene otro y otro para alargar nuestro historial de nostalgias.

Un abrazote con cariño !

Larissa dijo...

Nostalgia! uff a mi me invade muuuy seguido! y me parece hermoso recordar aquellos días en los que la inocencia colmaba mi vida, cuando era una niña sin preocupaciones de ningun tipo, cuando soñaba con volar! ayyy la infancia que etapa más bella! saluditos!

Paola dijo...

k padre es recordar nuestra infancia, las caricaturas, los juegos, las canciones... k tiempos aquellos.
Saludos

Ricardo dijo...

Si vieras que hay dias que realmente no extraño la niñez... Que siento que me faltaron hacer muchas cosas y eso a veces me deprime...

Gelical dijo...

Cada etapa es tan bella en la vida, aunque claro esta, algunas nos dejan recuerdos tan hermosos, algunas otras experiencias que aunque duelan en el momento nos ayudan a crecer, otras mas que son como puntas de flecha en un esquina que te hacen virar y tomar otra direccion.... Y cada una de ellas nos deja recuerdos. Gracias a dios!!!, porque ellos son un espejo al pasado, donde podemos mirar, y volver a vivir y analizar los aciertos y los errores o simplemente disfrutar de esos momentos, volvernos a llenar de aquello que nos hizo feliz.

Me alegro mucho Shely que tengas estos recuerdos, y si el sacarlos de tu corazon colocaron una sonrisa en tu rostro y te hicieron sentirte feliz, entonces amiga, dejalos salir mas seguido!!!...

Que tengas muchos momentos de estos..

Un abrazo!!!

el chilango de duranyork dijo...

A veces pienso ke la nostalgia es cotidiana, se siente dìa a dìa. Es inevitable sentirla. Sentir nostalgia es indicio de añoranza. No creo ke podamos sentir nostalgia por un pasado tormentoso, asì ke la nostalgia es sinònimo de satisfacciòn.

Mario dijo...

Hiciste que me acordara de mis tiempos de la primaria... también pertenezco a ese club de los nostálgicos!

Belinda dijo...

Ooohhh... ¡qué bonitos recuerdos! If I could turn back timeeeeee :P ¡Un abrazo!

Lupema dijo...

huuuuuy (suspiro muuuy hondo) mi niñez sin duda ha sido la etapa mas feliz de mi vida, que diera por ser niña otra vez, aún cuando tuviera que pasar por tantos malos momentos que he vivido ahora que soy grande, me hiciste recordar momentos super felices... un abrazo!

εїз maripOsa*sOcial εїз dijo...

Ya estaba escribiendo mi comentario cuando me puse a leer el del chilango de duranyork y borre todo lo mio y opte por decir que coincido con el... es casi lo mismo que iba a decir yo, pero con muchas menos palabras...
saludos...
and long live nostalgic times...
XOXO

Guffo Caballero dijo...

Saludos Chely!!! Pasela bien el fin, comadre.

Marcabrú, Juglar del Rey dijo...

Pasando a saludar.
Hola.

el chilango de duranyork dijo...

chale! pues amí ya me dio nostalgia de no poder leer...ahí se ven!

Elisabeta dijo...

Dejo mi propio suspiro de nostalgias,un beso

pato dijo...

Me gusta recordar mi niñez , casi núnca había juguetes , mis amigas y vecinas iempre tenían lo mejor , pero mis hermanos y yo nos la ingeniabamos para hacer experimentos , es lindo recordar .

**Rosy** dijo...

Cuando nació mi hermana , yo tambien me pregunté de donde había salido , despues me fijé en una señora que traía tremenda panza , pero ni así me ubiqué !!! Ahhh , la nostalgia !