martes, diciembre 20, 2005

EL HOMBRE QUE CANTABA VILLANCICOS


...Me ha hecho pensar en todo esto lo que me cuenta un amigo en una carta. Durante la pasada Navidad tuvo que padecer una seria operación en un hospital de Jaén y le asombró oír que en la habitación vecina a la suya alguien no cesaba de cantar villancicos.
Preguntó a la enfermera: "¿Quién es ese chota?". Y la enfermera, con rostro de complicidad, respondió: "¿Por qué lo pregunta: porque canta? Si yo le contara que el otro día, cuando le operamos, se durmió con la anestesia cantando un villancico y cuando volvió en sí, seguía aún cantándolo...". Y luego añadió: "No se preocupe, ya le conocerá".
Y, efectivamente, pronto mi amigo le conoció. Sintió que alguien llamaba a su puerta y que en ella aparecía alguien en una silla de ruedas, con la parte inferior del cuerpo tapada con una manta y los brazos a la espalda, y entraba preguntando: "¿Quién es aquí el que va a ser operado?". Cuando le respondieron, añadió el hombre del carrito: "Ah, no se preocupe, las operaciones no son nada. Te llevan a una habitación en la que todo parece un carnaval: todos, menos el enfermo, van tapados con máscaras; te duermen y cuando te despiertas ya está todo hecho. Además, por mucho que le hagan, más me han hecho a mí". Y, diciéndolo, enseñó sus brazos: el derecho estaba cortado por el codo y el izquierdo parecía cortado por la muñeca, con una especie de muñón convertido en dos dedos deformes y gordísimos. "¿Ve Ud.? -añadió- Pues yo tan contento". Y luego, retirando la manta que cubría su parte inferior, añadió sonriendo: "Ahora vamos a mostrarle a Ud. mi carnet de conducir, de primera especial". Y vimos sus dos piernas cortadas por la rodilla. Y le oímos añadir con asombro: "El resto de las piernas lo tengo en la cama para que descanse un rato".
Ahora sí que no salían de su asombro mis amigos. Y más cuando le oyeron añadir: "Hay quien dice que es para desesperarse, porque desde los catorce meses (cuando aún no había soltado el biberón) no han dejado de cortarme trozos de carne. Pero yo, la verdad, tan contento. Quienes tendrán peor suerte serán los gusanos, que se van a llevar un gran chasco cuando yo me muera. Les va a pasar lo que dice el refrán: `El que come el cocido antes de las doce...´".
Aún me falta por contar lo más sorprendente. Y es que todo eso no eran palabras, ni fanfarronería. De aquel hombre salía un permanente chorro de simpatía. De hecho, en torno a él se creó en el hospital una especie de casinillo con una inexplicable unión de enfermos, acompañantes y personal sanitario, hasta el punto de que quien tenía que salir a la calle se pasaba por las habitaciones de los demás para preguntar si alguien necesitaba algo; quien tenía televisión invitaba: "¿Quién quiere ver la telenovela? ¿O el partido? ¿O el telediario?". Es decir: una especie de red de caridad surgió entre todos, contagiosamente.
Más tarde mis amigos supieron que "el hombre que cantaba villancicos" vendía el cupón de los ciegos en un pueblo de la provincia, pues pensaba que su mayor pena era que la gente le llamara inválido o que pensara que comía sin trabajar. ¿Inválido un hombre con tal cantidad de alma?
Te dejo como reflexión la conclusión del mismo Martín Descalzo: "Y es que, efectivamente, no sólo es que el hombre soporta lo insoportable, sino que también es invencible en su alma y no ha nacido dolor capaz de enturbiar un alma obstinada en ser alegre y en irradiar amor. ¿Inválidos? Inválidos son los que se creen vivos y lo hacen con amargura y sin amar a nadie".
Escrito por Marcelino de Andrés.

22 comentarios:

Psycho Lillith dijo...

Gracias por estar presente en mis desvarios y locuras, si algo bueno me dejo el año, fue encontrarme con gente como tú.

Un abrazo fuerte y los mejores deseos a la mujer más dulce y generosa que conozco...

Karl Andrews dijo...

Hermoso relato con una profunda reflexion, aquellos mas desafortunados que nosotros valoran mas las cosas sencillas de la vida!

Me encanto este post!...Saludos y que tengas una feliz navidad!


Saludos
Karl

Drac dijo...

Pocos llegan a este nivel de compresión. Bonito relato.

Paola dijo...

Hola mujer... creo que es una forma de sentirnos libres aunque estemos atados a un cuerpo..
Besos y que pases felices fiestas

Tony dijo...

Excelente relato... eleva el espíritu y reconforta de la tristeza que provocan los seres amados que se extrañan en estos días.

¡Un abrazo!.

ANiS dijo...

Linda Historia... Snif Snif... creo que el espiritu Navideño esta llegando a mi tambien, tarde pero SEGURO!

SALUDOS =)

La locura me pego a las... dijo...

Esas son de las historias que le dan vida a estas fechas dejando de lado al consumismo, saludos decembrinos frios.

poemasperdidos dijo...

Ara!
Sólo pasé de una carrerita a desearte FELIZ NAVIDAD y Año Nuevo 2006.
Besos mil,
Gab

Samantha dijo...

Hola

Alo, alo a todos los desconocidillos,

Que esten bien, los estare visitando.


Adui :)

Ismael Lares dijo...

SNIF!

eduardo dijo...

Ay mi niña, que le puedo decir a quien en todo este tiempo me ha dado ánimo y sonrisas para poder seguir adelante cuando ya no se puede más?

Siempre hay personas con el alma muy grande y afirmo que tú eres una de ellas.

Ay mi niña, que le puedo decir a quien en todo este tiempo me ha dado todo y me ha enseñado más?


Un abrazo desde el corazón y felicidad completita, que es lo que usted merece.

Raquel dijo...

Shely:
Esta reflexion esta hermosa. Cuantas quejas y amargura saltan de la boca de personas que en verdad no sabemos lo que es tenerla dificil...
Que bueno que la pusiste.
Te mando un abrazo!

Guffo Caballero dijo...

Lo mejor para mañana y para todos los días. Que todos estén muy bien y la pasen excelente. Felicidades!!!

RAYDIGON dijo...

FELIZ NOCHE BUENA Y MEJOR NAVIDAD

jessica_luna_púrpura dijo...

"Inválidos son los que se creen vivos y lo hacen con amargura y sin amar a nadie".
sabe? justamente ayer pense tanto en ello....
me encanto el post!!!
feliz navidad!!!! ;)

Belinda dijo...

Quér hermoso, de verdad, y cómo uno es a veces tan amargado, que reniega del optimismo de los demás: "ash, ¿cómo puede estar tan feliz?", "la vida es una basura", comentarios como esos, sin pensar que personas más desafortunadas que nosotros han tenido qué pasar pruebas muy difíciles y aún así siguen pensando que la vida es maravillosa, porque aprenden a apreciar lo que tienen, a saborearlo todo, lo bueno y lo malo...

Muchos saludos Shely y ¡FELIZ NAVIDAD!

ANiS dijo...

feliz navidad ... por aqui ando.... =)

Simplemente Maluchita dijo...

Exctamente... muchas veces creemos que estamos bien, pero en realidad somos invalidos de sentimientos... nos hace falta ponernos en contacto con nuestro espíritu y dar gracias por lo que se nos ha dado... apreciarlo!!

Gracias por tu relato!!!!!

Ernesto dijo...

soy un colega bloguero y paso por aqui para desearte feliz año nuevo. y yo si disiento con lo que dicen los demás, yo si me quejo, creo que estamos en un país podrido con un gobierno podrido, y nada voy a arreglar poniendo una carita de conductor de televisión

Mr. Cougar dijo...

Yo vi a unos chamacos cantando villancicos en Soriana, y aprendí una lección:

...para cantar villancicos hace falta tomar clases...

:)

Cloé Sole dijo...

puaff para llorar y reflexionar un rato..

Ojalá estemos tan vivas como ese hombre amiga mía.. sin temor a caernos y darnos en lo que nos queda, que acaso no sabes que las Shelys como las Fiabas tienen la naturaleza de las estrellas de mar..

les vuelve a crecer su pieza perdida.. y qué importa si no es idéntica que la anterior reyna, lo importante es que siguen viviendo, antes, durante y después de que les creció..


"Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece."

pero finalmente, aunque no haga ruido esa pieza que se lastimó, YA creció.. sólo hace falta de que veas que ahí está.. lista para lo que sigue..

sólo se trata de Creer y seguirle dando.. no son ilusiones amiga, se llama VIDA.. experiencias, oportunidad.

Elisabeta dijo...

precioso post como canto a la vida...