viernes, agosto 04, 2006

Y NO NOS DAMOS CUENTA

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos más allá de cualquier medida. Es nuestra luz, no nuestro lado oscuro lo que más nos da miedo. Nos preguntamos a nosotros mismos: ¿quién soy yo para ser brillante, bello, con talento y fabuloso? En realidad, ¿Quién eres tú para no serlo? Eres un hijo de Dios. El hecho de que juegues a ser insignificante no le sirve de nada al mundo. No hay nada de iluminado en encogerse para que la gente a tu alrededor no se sienta insegura. Se supone que todos tenemos que brillar, tal como lo hacen los niños. Hemos nacido para manifestar la gloria del Dios que tenemos dentro. Y no, esto no está sólo en algunos de nosotros: está en todos. Y así cuando dejamos a nuestra luz brillar, inconscientemente estamos dando permiso a otros para hacer lo mismo. Y así cuando nos liberamos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros.
Nelson Mandela(En su discurso de aceptación como Presidente de Sudáfrica)

14 comentarios:

Erika. dijo...

Lo confieso, no conocía este discurso.

Un hombre admirable...

Ave Fénix™ dijo...

HERMOSO... no hay mas palabras...

El Cegatón dijo...

Hola Araceli, es la primera vez que visito tu blog. ¡Muy interesante!
Saludos desde Tucson, Arizona.

Bombon dijo...

Interesante, me recuerda eso que dice que "no es si queremos o no" es nuestra obligacion ser felices.


saludos colega un abrazo buen fin ;)

ARACELI G.P. dijo...

ERIKA:
Así es, yo tampoco lo conocía.

MARELY:
Si, se queda una sin aliento ¿no?

CEGATÓN:
¡Hola! Bienvenido y muchas gracias.

BOMBÓN:
Si colega, es obligación, es misión y es en nuestro camino, a pesar de nuestras nostalgias y tristezas, la felicidad no es un estado de ánimo solamente.
Un abrazo.
¡Qué pasen todos un estupendo fin de semana!

Drac dijo...

Nelson Mandela
Infinitamente libre,unos de los mejores personajes del siglo XX.

RAYDIGON dijo...

Que buena onda, lindo post.

Besos ARA

Chai late dijo...

Sí, nos hacen olvidar nuestra divinidad desde una temprana edad.

Dejémos brillar a nuestra luz para que los demás lo hagan.

Que así sea!!!

Abrazo Fuerte...

Lety dijo...

Cuanto he leído de Mandela capta mi interés y me lleva a admirarlo más.

Cuán sabio y nosotros ¿por qué nos limitamos? Es cierto lo que dice somos seres de luz y actuamos como si no lo fuéramos.

Qué difícil resulta darse el permiso para actuar como él, y es el miedo a responsabilizarnos del poder que nos fue dado.

Te dejo mi abrazo agradecido por el texto, hermosa amiga

ARACELI G.P. dijo...

DRAC: Tu definición me encantó.

RAYDIGON: Gracias.

CHAI LATE: Así sea. Abrazo para ti también.

LETY: Es que los seres humanos tenemos tantos poderes concedidos por el altísimo que no nos queremos dar el permiso de experimentarlo.
Muchas gracias amiga, por venir y dejar tan bellas noticias, de las cuales me alegro enormemente y pues gracias a Dios que escucho las súplicas :D

Chacha dijo...

:O ¿fue una pequeña pedrada, o que estas tratando de querer insinuar decir? jajajaja muy a doc amiga... muy bueno...

Paola dijo...

Hola mujer...
creo que nos da miedo brillar cuando tenemos todo para hacerlo..

besos

Marina Z. dijo...

Ara, holaaa!!! igual q Eri, confieso q no había leído este fragmento de lo q sin duda fue un gran discurso..

a reflexionar...

saludos primis

Guffo Caballero dijo...

Unos de mis héroes de a de veras. Saludos. Bye bye.