jueves, mayo 10, 2007

EN LOS JARDINES DONDE NADIE VA

13 - laura pausini...




EN LOS JARDINES DONDE NADIE VA

Mira que arrugada está esa piel
en su alma siente frío y ves
ni las lágrimas que guarda en él
hoy pueden caer.
Otro día tiene que pasar,
alegrías de otros que verás
y este tiempo inconciliable que
juega ya contra ti.

Acabamos al final de pie,
en una ventana para ver
espectadores melancólicos
de felicidad improbable.
Tantos viajes que quisiste hacer
y ahora sabes que no puede ser,
un dolor que tú conoces bien,
sólo él no te abandonará,
ya jamás.

Te refugias en tu soledad
mientras crece tu fragilidad
los milagros ya no esperarás,
ahora ya no.
Con muñecos ya no hables más
y no toques esas píldoras,
esa monja es tan simpática
con las almas tiene práctica.

Te daría mi mirada
para hacerte ver lo que quieras
la energía, la alegría
para regalarte sonrisas.
Di que sí, siempre sí
y podrás volar con mis alas,
donde tú sabes ya,
con tu corazón y sin penas.

Hacer brillar de nuevo el sol
para que el invierno se vaya,
curarte las heridas
y darte dientes para que comas
y luego verte sonreír,
luego verte correr de nuevo.
Olvida ya,
hay quien se olvidará
de llevar una flor, pasar un sábado

Después silencios.
Después silencios.

En los jardines donde nadie va
se respira la inutilidad,
hay respeto y limpieza pura,
es casi locura.
Es tan bello abrazarte aquí
defenderte y luchar por ti
y vestirte y peinarte así
y susurrarte ¡no te rindas, no!

En los jardines donde nadie va,
cuánta vida, cuánta soledad,
los achaques crecen día a día
somos nadie sin la fantasía.

Sosténles tú, abrazáles,
te ruego no dejemos que caigan,
esiles, frágiles, tu cariño nunca les niegues;
estrellas que ahora no se ven
pero dan sentido a este cielo,
los hombres no pueden brillar
si no brillan también por ellos.

Manos que ahora temblarán
porque el viento sopla más fuerte,
no les dejes ahora no,
que no les soprenda la muerte,
somos egoístas cuando en vez de ayudar
nos negamos.
Olvida ya
hay quien se olvidarà
de llevar una flor, pasar un sábado.

Después silencios
Después silencios.

2 comentarios:

Erika. dijo...

La vejez y el olvido...

Ojalá pudiéramos todos ayudarlos a que brillen.

Besos.

ARACELI G.P. dijo...

Si Eri... así es...muchas veces podemos, el chiste es que queramos ¿no crees?
Muchos abrazos niña.