viernes, septiembre 05, 2008

...

¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que no vuelven más!

1 comentario:

Pato dijo...

No , no , porqué decir adiós , déjalo en un descanso , ya vendrán cosas celestes mas hermosas !