viernes, febrero 25, 2005

EL IMÁN DE UN EXTRAÑO

Acabo de hacer algo extraño... y estoy sacada de onda!... Estoy en mi oficina y bajé a dejar unos documentos a la planta baja y a través del cristal de la entrada pude ver que iba pasando un señor mayor, no muy viejo... pero con un paso muy, muy lento... como si le costase caminar e iba sujetando de su mano derecha a su nietecito el cual contaría con unos 4 años... inmediatamente captó mi atención ¿por qué? No sé!!!! El caso fue que dejé inmediatamente los documentos sobre el escritorio y corrí a la puerta.. .sólo para embelesarme en observarlo... ¿su porte? Medio jorobado, cabizbajo y caminaba como si tuviese un dolor no sé si físico o moral y al observarlo pensé ¡eso es caminar lerdo! Como dice la canción de “mi querido viejo”; no sé que me impulsó como un imán para observarlo hasta que desapareció de mi vista... quizá me recordó a mi padre... quizá sería porque siempre me han enternecido los hombres cuando llevan niños a la guardería, kinder o escuela y no es que se los aplauda, pues es parte de su responsabilidad, es decir, no están haciendo algo extraordinario, ni creo que sea sólo deber de las madres... el caso es que caminaba muy lento y su nietecito siguiéndole el paso era una estampa hermosa, el niño era muy bello... bueno todavía es....iba con su mochilita y un gorrito... muy blanco y cachetón... El caso es que no sé por qué me puse así... ni porque al devolverme a mi oficina tenía una sensación extraña y me dije.. esto tengo que escribirlo y ahorita mismo mientras continúa esta sensación... ¿habrá gente que le pasen estas cosas?

3 comentarios:

Ricardo dijo...

Es bellisimo ver como los padres llevan a sus hijos a la escuela y como los niños se toman de la mano del papá sintiendo una seguridad enorme. Yo medio lo vivi paseando con los hijos de mis primos. Es lo mas divertido!

Pablo Perro dijo...

Si no me pasaran no escribiría nunca.

pato dijo...

Gracias por compartirlo !!! Es hermoso .